Túnez en cinco días


Un itinerario de cinco días te permitirá visitar otros puntos de interés de Túnez no incluidos en nuestra propuesta para una estancia más corta (cuatro días). En este caso, podrás acercarte a otras localidades del norte, cercanas a la capital y que revisten especial encanto o interés histórico.

Día 1:

Túnez capital. Puedes empezar la jornada visitando la medina, Patrimonio de la Humanidad y conocer algunos de sus monumentos más importantes: la Gran Mezquita Az Zitouna, la Mezquita Youssef dey, el Mausoleo Tourbet el Bey o el Palacio Dar Ben Abdallah . Descubre además el entramado de calles y plazas que forman los distintos zocos.

Por la tarde, recorre las calles principales de la ciudad nueva, Nouvelle Ville con la avenida Habib Bourguiba como punto de partida esencial.

Según el tiempo disponible, acércate al interesante Museo del Bardo.

(Más detalles en el itinerario Túnez en cuatro días)

Día 2:

Cartago - Sidi Boud Said - Bizerta

Cartago se encuentra a escasos 20 kilómetros de la capital. Puedes llegar muy fácilmente en tren de cercanías, saliendo de la estación de la Plaza de Barcelona y bajándote en la parada Carthague Hannibal. Visita primero la Catedral de San Luis y, seguidamente, el Museo Nacional de Cartago, ambos en la colina de Byrsa. Desde aquí tendrás una excelente visión general de la antigua e impresionante ciudad púnica y romana. Las Termas de Antonino, la antigua villa romana del barrio de Magon o el Teatro Adriano son algunos de los puntos imprescindible a incluir en tu particular viaje a la Historia que supondrá la visita a Cartago.

A escasa distancia de Cartago tienes tu segundo punto de destino, la encantadora localidad de Sidi Boud Said. Encaramado en un agreste acantilado con magníficas vistas de la Bahía de Túnez, el pequeño pueblo enamora a primera vista. Asciende por sus empinadas calles y disfruta del paisaje y del ambiente que le dan sus casas blancas de puertas azules, sus coquetas tiendas y bazares. Puedes visitar la Casa Museo Dar el Annabi y el Palacio Ennjma Ezzahra.

Buen momento para hacer una pausa y aprovechar para comer en alguno de los típicos cafés de la plaza Sidi Boud Said, en lo alto del pueblo, disfrutando del magnífico entorno.

Tomando la carretera comarcal Túnez - Bizerta, o bien cogiendo nuevamente el tren de cercanías podrás llegar a Bizerta (a unos 40 kilómetros) para descubrir el Túnez marinero más auténtico. Su puerto viejo es una de esas imágenes que no se olvidan. Además, aprovecha para dar un paseo por su antigua medina, con sus pasadizos y calles sinuosas donde encontrarás la Gran Mezquita y la antigua alcazaba. Para terminar, acércate a la Plaza Slaheddine (detrás del puerto), punto de partida para recorrer las principales calles de la ciudad moderna.

Bizerta se encuentra ubicada entre Cap Blanc y Cap Zebib, así que si dispones de tiempo,  no te pierdas el atardecer en alguna de las hermosas playas cercanas como La Corniche o El Rimel, lugares perfectos para una cena a orillas del Mediterráneo.

Día 3:

Hammamet - Sousse - Monastir

Partiendo nuevamente de Túnez capital (recuerda que Bizerta está a menos de una hora de distancia), el tercer día puedes continuar el recorrido comenzando a descubrir la zona más turística del país, de camino hacia el Gran Sur, hacia el desierto.

Hammamet, perfectamente comunicada, es una de las ciudades con más animación de Túnez. Pasea por la zona del puerto, por la antigua medina y si te apetece puedes acercarte a la Yasmine - Hammamet, la zona más moderna donde se encuentran los mejores complejos hoteleros.

A continuación, puedes dirigirte a Sousse (unos 60 km.) No te pierdas subir a la parte alta de la ciudad, al magnifico ribat que vigila la vida de la medina con el azul del Mediterráneo como marco perfecto.

Realizando otro corto trayecto (25 km.) llegarás a Monastir, con su puerto deportivo, Cap Marina, y uno de los monumentos más importantes de Túnez, el Mausoleo de Habib Bourguiba.

Si te apetece salir de marcha, la zona de las cercanas playas de Sknakes y Dkhile se encuentran a sólo 5 kilómetros.

(Más detalles en el itinerario Túnez en cuatro días)

Día 4:

Kairouan - El Djem - Sfax

Dejando la costa y dirigiéndote hacia el interior, a unos 70 kilómetros descubrirás Kairoun, ciudad santa del Islam imprescindible para conocer la esencia espiritual del pueblo tunecino. Visita su imponente Gran Mezquita y otros monumentos como la Mezquita de las Tres Puertas o la del Barbero.
Desde aquí, tu siguiente destino es la ciudad portuaria e industrial de Sfax, pero en el camino te espera el impresionante coliseo de El Djem, una maravilla que no te puedes perder.

(más detalles en el itinerario Túnez en cuatro días).

Día 5:

Sfax - Matmata - Douz

Douz se encuentra a unos 250 kilómetros de Sfax. El recorrido merece la pena porque no puedes dejar Túnez sin haber hecho una incursión en el desierto. De camino puedes hacer una parada en el sorprendente poblado troglodita de Matmata (170 kl.). En Douz podrás experimentar la sensación de las antiguas tribus nómadas antes de atravesar la Puerta del Desierto y sentirte un poco tuareg a lomos de un dromedario. Si dispones de tiempo acércate hasta el lago salado de Chott el Jerid.

Para regresar a la capital, o finalizar tu viaje, el aeropuerto Tozeur - Nefta se encuentra a 120 kilómetros.