Sousse

Sousse

A unos 140 kilómetros de Túnez y asomándose al Mediterráneo se encuentra esta bella localidad, Sousse, hoy convertida en uno de los centros turísticos del país por excelencia.  Pese a ello, Sousse ha sabido conservar la esencia árabe combinándola con las "comodidades" occidentales, lo que hace que sea uno de los lugares de visita imprescindible.

Es una ciudad tranquila, pausada, pero con ambiente animado todo el año. Son muchos sus atractivos, empezando por su histórica medina y terminando por su paseo marítimo donde no faltan bares, restaurantes y discotecas.

Qué ver y qué hacer en Sousse

El casco antiguo resulta del máximo interés. Como en toda gran ciudad árabe, lo forma la medina, con su conglomerado de calles laberínticas, casas tradicionales tunecinas y curiosos zocos donde el regateo para conseguir los más variados artículos de artesanía es obligatorio. La  principal lleva hasta la Gran Mezquita, discreta y sobria, construida en el siglo IX. Sólo tendrás acceso al gran patio central (no a la sala de oración). Si quieres visitarla, abre sus puertas todos los días de 08:00 a 14:00 (los viernes hasta las 13:00) y la entrada cuesta 4 dinares.

El espléndido ribat, monasterio- fortaleza que vigila la ciudad desde la zona más alta, es otra de las paradas ha incluir en tu recorrido. La sólida construcción de imponentes muros con sus siete bastiones, es del siglo VIII y en ella podrás ver el gran patio de armas (también podrás subir a la torre más alta para contemplar la vista de la ciudad con el azul del mar como telón de fondo). El horario de visita es de 08:00 a 19:00 ( en los meses de invierno hasta las 17:30). La entrada cuesta 5 dinares.

También es recomendable acercarte hasta el Museo Arqueológico de la ciudad, en pleno corazón de la kashba, donde podrás ver una espléndida colección de mosaicos romanos y otras valiosas piezas originarias de las civilizaciones púnica y bizantina procedente de los distintos yacimientos cercanos. Abre de 09:00 a 18:00 (en verano hasta las 19:00). Cierra los lunes.

Junto a su rico patrimonio histórico artístico, Sousse es una ciudad rebosante de vida y animación, especialmente en la zona del paseo marítimo. Tiendas, cafés, restaurantes... perfecto para disfrutar de un atardecer frente al Mediterráneo.

Además, a escasos kilómetros tienes otros dos puntos de interés, el Puerto El Kantaoui (7 Km.), un lujoso centro turístico y lugar ideal para disfrutar de los deportes náuticos, y las catacumbas cristianas del siglo I después de Cristo. Si te animas a recorrer sus misteriosos y lúgubres túneles, aún hoy alumbrados por lámparas de aceite, verás más de 15.000 sepulturas.

Cómo llegar a Sousse desde Túnez ciudad 

Sousse es un destino turístico, por lo que no tendrás problema alguno con el transporte desde Túnez para llegar hasta aquí. Autobús, tren o taxi compartido son algunas de las opciones a tu alcance.