Sfax

Vistas de Sfax

Sfax es la segunda ciudad más poblada de Túnez y un importante núcleo industrial y portuario.
Menos turística que otras poblaciones costeras del Golfo de Gabes, Sfax mantiene en "secreto" algunos de sus atractivos. 

Qué ver y qué hacer en Sfax

Lo más interesante es su ciudad antigua, la medina, seguramente una de las más "auténticas" de todo Túnez. Sus murallas se conservan casi intactas y lo mejor es acceder al casco histórico por la puerta Bad Diwan. Recorre los distintos zocos, que conservan todo el sabor de antaño, y podrás ver el día a día de la ciudad. No te pierdas el zoco de las especies, el de los herreros o el tradicional mercado del pescado, donde los tunecinos hace su compra diaria. Es una buena ocasión para descubrir la perfecta simbiosis entre pasado y presente en una ciudad norteafricana del siglo XXI.

En el corazón de la medina se alza la Gran Mezquita. Es del siglo VIII, y en ella destacan los arcos de herradura de su fachada oriental y su minarete de base cuadrada. Podrás acceder a su armonioso patio central pero no a la sala de oración que, como en todas las mezquitas, está reservada sólo a musulmanes.

En tu recorrido, haz una parada para conocer el palacio Dar Jallouli (rue Sidi Ali Ennouri), una hermosa casa del siglo XVIII que perteneció a una familia de ricos comerciantes y que hoy alberga el Museo de Arte y Tradiciones Populares. Los maravillosos patios, decorados con filigranas en yeso y maderas policromadas, dan idea del esplendor de épocas pasadas. Verás, también, una interesante colección objetos tradicionales de la vida cotidiana: ropa, joyas, muebles, utensilios de cocina, etc.

Dejando atrás las murallas de la medina te encontrarás con la moderna Sfax, con sus bares y cafés entre edificios de arquitectura árabe con clara influencia de la época colonial.

Da también un paseo por su puerto Skira, uno de los más importantes de Túnez y, si tienes oportunidad, acércate a descubrir las ruinas de la antigua ciudad púnica/romana de Thyna, a escasos 10 kilómetros (encontrarás en los puntos más turísticos de la ciudad muchos louages que hacen el recorrido). Otra buena idea es coger el ferry que une Sfax con las cercanas islas Kerkennah (aproximadamente una hora de navegación), con sus hermosas playas y sus típicos poblados de pescadores. Por poco dinero, los transbordadores hacen el recorrido entre 2 y 4 veces al día (dependiendo de la temporada).

Cómo llegar a Sfax desde Túnez ciudad 

Para llegar desde Túnez a Sfax recomendamos coger el tren, ya que, la estación de destino está a sólo cinco minutos a pie de la medina.