El Djem

Coliseo de El Djem - Túnez

A 200 kilómetros de Túnez capital, en la región de Mahdia, se encuentra una de las maravillas que esconde este país fascinante. Se trata del coliseo de El Djem, el cuarto más grande del mundo y uno de los mejor conservados. Llegar a la pequeña localidad y ver en el centro el magnífico anfiteatro, realmente impone y, por unos segundos, te quedarás sin palabras.

Coliseo de El Djem

La colosal obra arquitectónica, también conocida como coliseo de Thysdrus, es del siglo III y desde 1979, Patrimonio de la Humanidad. Tal vez sea el hecho de estar en una planicie, como en medio de nada y rodeado de las típicas casas bajas, lo que intensifica su monumentalidad. Entrar es retroceder en el tiempo para poder imaginar los terribles espectáculos que aquí tenían lugar. A diferencia de lo que ocurre con el coliseo romano, éste podrás recorrerlo con bastante libertad. Sube por las gradas milenarias y descubre algunos de los entresijos que esconden sus tres pisos de arcos y túneles. También podrás pisar la arena y ver, a través de una rejilla, las galerías subterráneas donde esperaban "su turno" fieras y gladiadores.

El escenario es magnífico (aquí se han rodado películas como Gladiator). El anfiteatro de El Djem tuvo capacidad para más de 30.000 espectadores y conserva ese color dorado - rojizo del desierto en sus piedras (aunque algunas de ellas fueron saqueadas durante el siglo XVII para pasar a formar parte de las casas de algunos de los nobles de la ciudad).

Museo de El Djem

La visita a El Djem se completa con un recorrido por su interesante museo, donde podrás apreciar la belleza de algunos de los mosaicos que adornaban el coliseo (es una de las colecciones más importantes de todo Túnez). La entrada, que es válida para visitar también el anfiteatro, cuesta 6 dinares.

La pequeña ciudad se desarrolla alrededor del anfiteatro. Encontrarás numerosas tiendas, cafés y vendedores - guías espontáneos que "persiguen" a los turistas ofreciéndoles los más variados souvenirs.

Cómo llegar a El Djem desde otras ciudades de Túnez 

La visita a Djem es algo que no debes dejar de hacer. Desde casi cualquier localidad tunecina salen excursiones programadas dada la importancia del lugar. Si estás en las cercanas Monastir, Sousse, Sfax o Hammamet, una buena idea es ir en louage (taxi compartido). Si vienes desde Túnez, lo más recomendable es el tren. La estación está bastante cerca del coliseo (5 minutos a pie).

Foto: elprimerpaso